28/9/09

600 delegados


Bajo el lema "A la unidad sindical por la libertad", se reúne en el restaurante Biarritz, en Madrid, el XXX Congreso Confederal, durante los días 15 al 18 de abril de 1976. Participaron más de 600 delegados. Entre ellos, siete riojanos: Juan José Garnica Díez, Ángel Fernández Morga, Urbano Espinosa Ruiz, Florentino Santamaría Val, Antonio Rodríguez Basulto, Pedro Luis Díez Macón y Javier Sáenz Cosculluela.

Corrían los tiempos de la transición democrática, pero la inestabilidad política era patente. El movimiento sindical se preparaba para dar el gran salto a la legalidad y por tanto, cerraba la larga página de la clandestinidad, exilio y entrismo practicado dentro del aparato oficial del sindicato vertical. Uno de los pasos previos para ese salto se produjo en junio con la dimisión de Arias Navarro y la elección un mes más tarde de Adolfo Suárez como nuevo Presidente del Gobierno, elección que, como todos sabemos, fue sorprendente para la mayor parte de la ciudadanía que veía a Suárez como una rémora del régimen anterior. Suárez intentará suavizar el grado de crispación del tiempo de Arias Navarro mediante la presentación de la Ley de Reforma Política, que debía ser sometida a la aprobación en referéndum el 15 de julio de 1976.

Fue el 28 de abril de 1977, cuando el sindicalismo recuperaba la legalidad tras el periodo franquista, abriéndose una nueva etapa en la realidad sindical española. Enrique de la Mata Gorastizaga, entonces ministro de Relaciones Sindicales, abrió la puerta al pluralismo sindical, con el reconocimiento de UGT, Comisiones Obreras, USO, ELA-STV y SOC. Amparados en la nueva norma, una representación de los ugetistas riojanos se reúnen el día 13 de abril, en un piso del número 19 de la calle Doctores Castroviejo. Bajo la presidencia de José María Buzarra Cano, el pleno certifica la constitución de la Unión Provincial de Logroño de UGT y elige un Comité Provincial encabezado por Natalio López Gómez, como secretario general, Pedro Luis Díez Macón (organización), Ángel Fernández Morga (administración), María Luisa Echazarreta Bujanda (prensa y propaganda) y Florentino Santamaría Val (formación) completan este primer ente ejecutivo.

Como en el caso de Logroño, todas las uniones provinciales van conformándose poco a poco y van dando cuerpo a la estructura confederal del sindicato. Trece días después, el 26 de abril, la Unión General de Trabajadores es declarada legal.

Este hecho significó retornar a la legalidad después de treinta y ocho años de resistencia frente a todo tipo de presiones, encaminadas a la liquidación moral y física. Para UGT, las preocupaciones eran derribar el aparato franquista y sustituir las instituciones obsoletas por otras fundamentadas en la libertad sindical.

Foto: Edificio de la AISS, Calle Pío XII, Logroño (El Correo)
Foto: Nicolás Redondo Urbieta, 1976 (Archivo UGT)
Diseño y Maquetación: Félix Zorzano Rodríguez

2 comentarios:

IBE dijo...

Me encanta este blog porque es como estar viendo el "Cuéntame como pasó" (que anda, más o menos, por esta etapa del nacimiento de UCD y triunfo de Adolfo Suárez), pero en este caso conociendo a casi todos los personajes y escenarios de las fotos. Genial.

J M (Chema) Buzarra Cano dijo...

Gracias IBE y te prometo que hay material suficiente para seguir escribiendo y acompañando los textos con fotos de aquella época.

Nos vemos.